lunes, 16 de noviembre de 2015

Red Home

Hace unos cuantos meses puse en el lateral de mi blog una imagen en la que os decía que estaba con el Red Home, de Natalie Bird, y resulta que no os he enseñado ni un solo bloque según los he ido haciendo. Así que aquí tenéis el resultado final, un quilt más pequeño que el original porque lo quería usar como mantita para el sofá, por lo que le quité el borde externo que le puso su diseñadora. Lo que sí he respetado son los tonos de las telas. Me encanta esa combinación de rojos, burdeos, cremas y tostados.




El bies lo he hecho con restos de las telas rojas que he usado en los bloques de aplicación. Aquí tenéis un collage con los diferentes bloques.




El acolchado me lo ha hecho Alfonsina, de Quilting Colors. El acolchado es una de mis muchas asignaturas pendientes, pero ya estoy tomando medidas al respecto y dentro de un par de semanas voy a un monográfico en JL Quilts. Mientras aprendo es un trabajo que tengo que subarrendar. Aquí tenéis un detalle de la trasera donde se puede apreciar estupendamente el acolchado.
Ya estoy pensando en el siguiente proyecto grande. Mientras tanto me entretengo con cosas más pequeñas.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Prométeme

Prométeme que siempre recordarás 
que eres más valiente de lo que crees, 
más fuerte de lo que pareces y 
más inteligente de lo que piensas

La frase me encantó en cuanto la leí. Si a eso unimos que me gustan muchísimo los diseños de Lizzie Kate, no podía dejar pasar la ocasión, así que bordé este esquema en cuanto pude.


El acabado también lo tenía claro. Restos de telas, muchos restos de telas muy coloridas, cortados a 1,5 pulgadas y cosidos entre sí hasta alcanzar el tamaño de una almohada de cuna, la almohada de cuna de mis hijas, que todavía andaba dando vueltas por casa después de 12 años que tiene la pequeña.

Y aquí está la almohada, ya terminada y muy bien rodeada en el que va a ser su sitio, la cama de Carlota, mi hija pequeña.



miércoles, 16 de septiembre de 2015

Hoy todo será coser y cantar

Poco antes del verano, Marian (Zulú&Co) nos retó en Facebook a crear una pieza única y darle el acabado que nosotras quisiéramos. Eso sí, todas teníamos que partir de una lista básica de ingredientes y utilizar en nuestro proyecto al menos cuatro de esos elementos, que eran: una palabra, un animal, un botón, un corazón, una flor y una cosa.

Como siempre, tenía mil frentes abiertos pero... ¿qué más da uno más? Así que me apunté. Tenía claro el acabado, pero no el diseño. Como el dibujo no es mi fuerte recurrí al Sr. Google y encontré una preciosa casita para aplicar. Busqué entre mis botones y encontré una bicicleta muy dulce. Miré en los diseños que Marian ponía a nuestra disposición y vi una de sus inconfundibles ovejitas... y la frase la tenía clara: "Hoy toda será coser y cantar". Luego ya todo fue cuestión de ordenar los elementos, incluir algún otro (un camino serpenteante, un árbol en el que apoyar la bici), sacar aguja, hilo y telas... et voilà! 


Os he dicho que el acabado lo tenía claro. Sí, quería hacer un estuche bien grande para guardar todos mis archiperres de aplicación. Y diseñé el interior de tal manera que cada cosa tuviera su sitio.

A la izquierda un guardaagujas, un compartimento para las tijeras, el sitio para la regla y la pinza y un bolsillo para guardar las piezas en las que esté trabajando en cada momento. A la derecha, los alfileres, un portaminas, el pegamento, los apliquick y el papel de aplicación.

Aquí tenéis un pequeño detalle.

Y para la trasera he recurrido a un clásico, los hexágonos. Dan mucho trabajo, pero me encanta como quedan y vuelvo a ellos una y otra vez.


Es muy grande (algo más que un folio), así que para darle consistencia dentro le puse una carpeta vieja y como cierre dos cremalleras (no encontré una lo suficientemente grande).

Y ahora, cuando tengo que hacer alguna aplicación, lo tengo todo a mano.

martes, 15 de septiembre de 2015

Emma

Una amiga me encargó hace unas semanas un cuadro para el cuarto de una peque, Emma. En este caso me lo pidieron en tonos rosas. Espero que les guste.

sábado, 12 de septiembre de 2015

Una boquilla, dos bolsos

Llegó septiembre y con él el nuevo curso y la vuelta a la rutina (¡bendita rutina!). Y me he prometido recuperar cierta normalidad en lo que al blog se refiere, que últimamente lo tengo de lo más abandonadito. La inmediatez y rapidez de Facebook e Instagram hacen que pase menos por aquí, pero eso no quiere decir que no cosa, no, algo así sería impensable. Así que en los próximos días os iré enseñando las cosas que he ido haciendo en los últimos meses.

Las pasadas navidades me regalaron el último libro de Francesca Ogliari, De vuelta a casa. En cuanto lo abrí supe que tenía que hacer el bolso Etoile. Tenía la boquilla guardada desde hacía un par de años, de un Creativa, y me puse manos a la obra. El plisado dio su lata, pero al final lo conseguí. Aquí lo tenéis.

Bonito, ¿verdad? La boquilla no va cosida, sino que se ajusta con unas pequeñas tuercas así que luego pensé... ¿y si hago uno sin plisar? Y siguiendo las mismas instrucciones y en una tarde esto es lo que salió.

Francamente, no sé cuál me gusta más, así que según la ocasión uso uno u otro. No tengo más que cambiar la boquilla.

¡Ah! Y me encanta el detalle del angelito, un charm que tenía guardado de la época en que hice el cajón de imprenta.

En unos días, más trabajos.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Mistery SAL de Authen-tic

A principios de año me enteré de que Mar Sandoval, de Authen-tic, estaba organizado un nuevo Mistery SAL. Ya había visto el resultado del que hizo el verano anterior y me había encantado. Me prometí no apuntarme, ya que siempre tengo demasiadas cosas en marcha y me cuesta horrores terminarlas... pero vi los lotes de telas que estaba preparando y no pude evitarlo... caí en sus redes. Me decanté por el "lado oscuro", es decir por hacerlo con fondo negro.

En unos días tenía las telas en casa, todas preciosas, y me puse manos a la obra. Todos los lunes recibíamos un objetivo nuevo y nos poníamos a coser como locas... desde luego los lunes han sido otra cosa mientras ha durado el SAL. Una vez terminado y como el fondo era muy oscuro, le he puesto unas calles laterales en una tela similar a una de las utilizadas en el quilt que pienso que le da vida. Y así es como ha quedado.

Aquí tenéis fotos de las distintas etapas del SAL. En este quilt me he estrenado con mis Apliquick. Las piezas a aplicar quedan perfectas. Es cierto que no son baratos, pero se amortizan rápido.


 


Ahora toca acolchar... no sé cómo ni cuándo lo haré. Desde luego antes de septiembre no. ¡Cualquiera se pone a acolchar ahora que llega el calor! Eso sí, creo que éste lo haré a mano.

Disculpad si las fotos no son mejores, pero es tan grande que tengo que hacer malabarismos para que entre entero... uffff...

Espero enseñarlo terminado en algún momento.

martes, 26 de mayo de 2015

Retomando las buenas costumbres

Cuatro meses sin publicar. Esto  no puede seguir así. Sigo cosiendo, sigo bordando, pero no llego a todo, me falta tiempo, y el blog lo ha sufrido ya que lo he dejado un poco de lado. Tengo que intentar ponerle remedio, aunque en puertas del verano va a ser complicado. Bueno, empiezo por enseñaros los últimos cuadros que he hecho, algunos de encargo y otros regalos para amigos. Espero que os gusten.

Para Noa:

Para Silvia:

Para Sofía:

Para Olivia:

Para Jose (que no José):

¿Cuál os gusta más?